LUCES LED, UN BUEN ACCESORIO PARA TU VEHÍCULO


LUCES LED, UN BUEN ACCESORIO PARA TU VEHÍCULO

Después de adquirir un vehículo nuevo o usado es común ver los antojos del consumidor para personalizar su automóvil, entre los cuales se encuentran, la cojinería, rines, luces, entre otros . En los últimos tiempos, son las luces LED las que están mandando la parada, no sólo en las farolas de los vehículos, sino también en edificaciones, parques, carreteras, etc.

Existen variedad de ventajas de las luces LED para los vehículos, una de ellas es el ahorro ; las LED pueden tener un consumo aproximado de 21 watts, mientras que las luces tradicionales o halógenas llegan a un consumo de 55 watts. Por otro lado, existe la durabilidad; este tipo de luces puede durar hasta 50 mil horas, dependiendo del uso y del cuidado que se tenga en el momento de encenderlas.


Según Andrés Gómez Blanco, dueño de B&T LED los vehículos nuevos ya vienen desde la fábrica con el sistema de refrigeración y la luz LED integrados, lo cual permite el correcto funcionamiento en este tipo de luces

. Para los carros usados, el proceso es diferente, pues el computador del vehículo está configurado para recibir un consumo alto de energía , por lo tanto, al instalar luces LED, por tener menos consumo de watts, el sistema inmediatamente va a hacer que no se enciendan. Sin embargo, existe un sistema llamado “Cambus”, donde se instala un adaptador entre la luz y el carro sin tocar ningún tipo de cable, este adaptador va a mandar una señal al computador donde indica que la luz está funcionando bien.

Existen tres tipos de instalación, en el caso de vehículos usados:

  El primero y más antiguo es la luz LED que trae un ventilador detrás del bombillo, lo que hace que lo mantenga refrigerado, sin embargo, no es de los que más se recomienda, según Andrés, pues dicho ventilador puede presentar fallas en su funcionamiento. El segundo es el sistema tipo flor en aluminio, consiste en el bombillo que desde fábrica viene con una especie de pelos, los que hacen disipar el calor. El tercero y último es un sistema en aluminio denso que no ocupa tanto espacio en la parte posterior de la farola y que evita el rompimiento del sistema conector de la luz hacia la farola. 



La luz LED es capaz de llegar a mucha más profundidad, aproximadamente 200 metros, mientras que una halógena solo llega a 30 metros.

Con este tipo de luces, los vehículos podrán ser más visibles en terrenos oscuros o en situaciones extremas, pero también el conductor tendrá la posibilidad de tener un panorama mucho más iluminado, lo que disminuirá los riesgos de accidentes. Por lo tanto, si está pensado en cambiar las luces de su vehículo, las LED representan una inversión significativa.
Ver más

Calificación:
Nombre:
Email: